estiramientos-cuello.jpg
12/Feb/2020

Hoy os vamos a presentar un artículo que habla sobre algunos estiramientos de cuello y hombros. Estos estiramientos pueden ayudar a relajar la zona cervical y los hombros y favorecer así, una voz con menor constricción. Algunos estiramientos los utilizamos en nuestras sesiones de foniatría. Además, estos efectivos estiramientos pueden ayudarte a combatir el dolor en la zona del cuello y hombros.
Un cuello con tensión y hombros encogidos, derivan en problemas que a muchos nos resultan muy familiares. Afortunadamente, si este dolor viene provocado por situaciones de estrés, malos hábitos a la hora de sentarse o debido a una falta de actividad, estos ejercicios periódicos de estiramiento pueden solucionar esta situación e incluso proporcionarte un alivio permanente. La clave está en hacerlos de manera regular y constante para que poco a poco la tensión de esta zona del cuerpo se vaya liberando, y con eso, los dolores que provoca.

1. Pon el cuello sobre una toalla enrollada

Este es un estiramiento muy delicado al que se recurre para liberar la tensión alrededor de la zona del cuello.

  • Enrolla una toalla.
  • Colócala en la base de tu cabeza.
  • Deja que tu cabeza “caiga” libremente hacia el suelo y relájate.
  • Permanece en esta posición durante unos 10 minutos, a menos que sientas algún tipo de dolor.

 

2. Estiramiento de cuello

Este ejercicio proporciona un estiramiento profundo en la parte posterior del cuello y la zona superior de la espalda.

  • Comienza por sentarte cómodamente en una silla o en el suelo.
  • Junta las manos por detrás de la cabeza.
  • Baja con delicadeza la cabeza, acercando tu barbilla al pecho.
  • Mantén esa posición de 30 a 40 segundos, y luego retorna lentamente tu cabeza a la posición inicial para soltar después tus manos.

 

3. Estiramiento laterales del cuello

Este estiramiento es para los laterales de tu cuello.

  • Comienza por sentarte cómodamente en el suelo o en una silla.
  • Coloca tu mano derecha en la parte superior izquierda de la cabeza y jala suavemente hacia tu derecha.
  • Mantén la espalda recta y los hombros relajados.
  • Sostén esa posición durante 30-40 segundos, y luego lleva lentamente la cabeza hacia su posición inicial.
  • Repite hacia el otro lado.

 

4. Estiramiento del músculo trapecio

Este estiramiento hace trabajar tanto al cuello como a los hombros.

  • Comienza poniendo el brazo derecho detrás de ti y sujetándolo con la mano izquierda.
  • Tira de la mano suavemente hacia tu pie izquierdo.
  • Acerca tu oreja izquierda a tu hombro izquierdo.
  • Mantén la posición durante 20 segundos y repite hacia el otro lado.
  • También puedes hacer el mismo estiramiento manteniendo las manos delante de ti. De este modo, también garantizarás un buen estiramiento de los trapecios, pero desde un ángulo ligeramente diferente.

 

5. Estiramiento del músculo elevador de la escápula

Este estiramiento tiene como objetivo trabajar los laterales del cuello y los hombros.

  • Comienza sentándote en una silla y agárrate a esta por detrás con una mano.
  • Inclina la barbilla hacia el pecho y acerca tu oreja al hombro izquierdo.
  • Gira la cabeza 45° a la derecha y luego a la izquierda. Puedes poner tu otra mano sobre esta para ayudarte, pero no la fuerces: todos los movimientos deben ser muy suaves.
  • Mantén la posición durante 20-30 segundos y luego cambia de lado.

 

6. “Enhebrar la aguja”

Este estiramiento libera la tensión en la parte superior de la espalda y entre los omóplatos. Todos los movimientos deben ser suaves y delicados.

  • Comienza poniéndote a ‘cuatro patas’, apoyándote en tus manos y rodillas.
  • Después, desliza el brazo izquierdo con la palma de la mano hacia arriba, entre tu brazo derecho y la pierna, girando tu cuerpo hasta que tu cabeza llegue a tocar el suelo.
  • Mantén esta posición durante 30-40 segundos y luego repite hacia el otro lado.

 

7. Rotación de los hombros

Este movimiento libera la tensión en la zona de tus hombros.

  • Comienza sentado o de pie, manteniendo la espalda y el cuello rectos.
  • Levanta los hombros y luego gíralos hacia atrás y hacia abajo.
  • Todos los movimientos deben ser suaves. Mantén tu barbilla apretada.

 

8. Estiramiento con los brazos cruzados

Este es un buen estiramiento no solo para tus bíceps, también lo es para los hombros.

  • Comienza de pie, con los pies separados a una distancia similar al ancho de tus hombros.
  • Cruza tu brazo izquierdo sobre tu pecho.
  • Usa tu mano derecha para empujar tu brazo izquierdo, justo por encima del codo, acercándolo a tu cuerpo.
  • Mantén esta posición durante 10-20 segundos y repite hacia el otro lado.

 

9. La postura de cara de vaca

Este estiramiento está enfocado a múltiples músculos, incluyendo los hombros.

  • Comienza levantando tu brazo izquierdo en línea recta, luego dóblalo y llévalo por detrás de tu cabeza.
  • Coloca tu mano derecha detrás de tu espalda, levántala y sujeta tu mano izquierda.
  • Mantén esta posición durante 10 segundos, luego suelta las manos y repite con el otro lado.
  • Si no puedes alcanzar las yemas de tus dedos con la otra mano, usa una toalla para ayudarte. Sujétala con la mano que está por encima de tu cabeza y agárrala con la otra, generando un tirón suave.

 

10. Estiramiento del brazo recto contra la pared

Este estiramiento es ideal para hombros en tensión.

  • Comienza colocando tu brazo izquierdo contra la pared, poniendo la palma de tu mano mirando hacia la misma o hacia el techo, como te sea más cómodo.
  • Presiona el hombro contra la pared.
  • Aleja ligeramente el pecho de la pared, propiciando un suave estiramiento.
  • Mantén la posición durante 30-40 segundos y repite hacia el otro lado.

 

11. Estiramiento doble de los hombros hacia atrás

Este es un estiramiento muy profundo de los hombros.

  • Empieza de pie, recto.
  • Junta las manos por detrás de la espalda.
  • Levanta los brazos hasta que sientas el estiramiento.
  • Mantén durante 30-40 segundos, repite 3 veces.
  • Puedes inclinarte hacia adelante si necesitas que el estiramiento sea aún más profundo.

BIBLIOGRAFÍA
https://nation.com.mx/salud/11-estiramientos-aliviar-la-tension-en-cuello-los-hombros/?fbclid=IwAR0Xo2ELK4ldTpVD_LBFXU_RrAXW0MNsSfawlMCmfQENAynL6NXW-ZLHkVs


espectrograma-1200x528.jpg
01/Ago/2019

Un posible diagnóstico de este tipo de voz podría ser una DISFONÍA ESPASMÓDICA explicada a continuación.
DISFONÍA ESPASMÓDICA
La disfonía espasmódica se caracteriza por un movimiento de las cuerdas vocales tenso y forzado, lo que provoca una voz quebrada, temblorosa, ronca, tensa o entrecortada. Esto ocurre ya que se producen espasmos o interrupciones vocales, durante las cuales se da una afonía, pero en otros periodos se percibe una voz normal.
Síntomas y/o características
Al principio tienden a ser leves y presentarse de tanto en tanto, pero en un periodo más tardío empeoran y se presentan con mayor frecuencia en el paciente. Cuando los síntomas empeoran puede asociarse a que la persona está cansada o tensa, pero cuando la persona ríe o canta, los síntomas llegan incluso a desaparecer. Los primeros síntomas de disfonía espasmódica se presentan con mayor frecuencia entre personas con 30 y 50 años de edad, afectando más a las mujeres que a los hombres.
La disfonía espasmódica es un trastorno que se caracteriza por el movimiento involuntario de uno o más músculos de la laringe u órgano de la voz y la gravedad de los espasmos de la voz fluctúa, pudiendo disminuir durante horas e incluso días.
¿Cómo diagnosticar una disfonía espasmódica?
Su diagnóstico no se basa en una prueba específica sino que se centra en las características, en los síntomas típicos de esta y en la ausencia de otras condiciones que puedan causar problemas similares. Como en cualquier patología, lo ideal sería llevar a cabo un trabajo multidisciplinar que incluyera al siguiente grupo de profesionales.

  • Logopeda para evaluar la producción y el timbre de la voz,
  • Otorrinolaringólogo (especialista en oído, nariz y garganta) para el reconocimiento de las cuerdas vocales y su movimiento, y
  • Neurólogo para la detección de síntomas de problemas neurológicos.

Suelen pasar entre 5 y 8 años desde el momento en el que el paciente nota los primeros síntomas de su enfermedad, hasta que se llega al diagnóstico correcto. Una vez realizado el diagnóstico, resulta difícil establecer un pronóstico; se trata de enfermedades que pueden llegar a ser muy incapacitantes y que no tienen cura.
Clínicamente pueden presentarse de diferentes formas, como atetosis (trastorno neuromuscular caracterizado por movimientos de torsión lentos e involuntarios de las extremidades), temblor, tics o sacudidas mioclónicas (espasmo muscular rítmico e involuntario) entre otras, lo que puede llevar a pensar que se trata de enfermedades diferentes.
Tratamiento
No hay una tratamiento específico que consiga radicar la disfonía espasmódica, pero existen varias opciones de tratamiento para mejorar la voz, entre las cuales, destacamos:

  • Varias inyecciones de pequeñas dosis de toxina botulínica (Botox) en una o ambas cuerdas vocales. La toxina botulínica debilita los músculos laríngeos y tiene como resultado una voz más suave y menos forzada, porque las cuerdas vocales se cierran con menos fuerza. Es posible que durante un corto periodo de tiempo después de ser administradas, las inyecciones causen temporalmente voz entrecortada o dificultad al tragar. También podría recomendarse que se obtenga tratamiento con un logopeda después de las inyecciones para optimizar la producción de la voz.
  • Cuando los objetivos son que el paciente acepte el trastorno y aprenda las técnicas necesarias para vivir con el mismo y sobrellevarlo con éxito, la atención psicológica y psiquiátrica es de gran utilidad.

Si presenta algunos síntomas de los antes mencionados o sospecha de que alguna persona pueda presentar este tipo de problema no dude en consultarnos en nuestra página web centrodelavoz.com y en el teléfono que en ella figura.
BIBLIOGRAFÍA
American Speech – Language- Hearing Association (1997- 2019). ASHA (https://www.asha.org/public/speech/disorders/disfonia-espasmodica/#sintomas)
Izquierdo, M, Avellaneda, A. (2004). Feder (https://enfermedades-raras.org/index.php?option=com_content&view=article&id=797&Itemid=171)


dislalias-1.jpg
19/Jul/2019

DESARROLLO DEL LENGUAJE
El niño/a no adquiere el lenguaje desde su nacimiento, sino que lo va adquiriendo gracias a la estimulación que recibe de su entorno. El desarrollo del mismo se asocia con la maduración de las actividades nerviosas superiores. Por tanto, el lenguaje se desarrolla a través de la imitación, en primer lugar, en la que intervienen factores audio- motores y óptico motores, por los cuales se va estructurando el lenguaje infantil. Además, este proceso no implica únicamente una buena articulación, sino también una buena comprensión de lo escuchado y expresado.
El lenguaje oral, por tanto, se verá comprometido cuando algunos de los órganos de la articulación presenten algún déficit. Como todos estos órganos están sumamente ligados en la función del lenguaje, cuando existe una alteración en alguno de ellos, éste repercute en los demás. A continuación comentamos los órganos que intervienen en la articulación. Estos son:

  1. Órganos de la respiración. Pulmones, bronquios y tráquea.
  2. Órganos de la fonación. Laringe
  3. Órganos de la articulación. Estos, a su vez, se dividen en órganos activos y órganos pasivos de la articulación:
    • Órganos Activos. Labios y lengua.
    • Órganos Pasivos. Paladar, alvéolos, dientes y fosas nasales.

Las alteraciones en alguno de estos órganos dan dificultades en la articulación de lo fonemas o también llamado, dislalias.
DISLALIA
La dislalia o trastorno de la articulación de los fonemas se trata de una incapacidad que presenta el niño para pronunciar ciertos fonemas o grupos de fonemas. Puede verse afectada cualquier consonante o vocal. El lenguaje de un niño con este tipo de dificultades puede comprometer la inteligibilidad de este, debido a las desfiguraciones verbales que emplea continuamente.
En estos casos hay que tener en cuenta el contexto social del idioma de cada paía, ya que una articulación puede ser defectuosa para una idioma pero no para otro.
Atendiendo a las causas posibles que provocan la dislalia, las clasificacmos en:

  • Dislalia evolutiva.
  • Dislalia funcional.
  • Dislalia audiógena.
  • Dislalia orgánica.

Los tipos de errores que suelen cometer en una dislalia funcional son: errores de sustitución, omisión, inserción y distorsión.
TRATAMIENTO DISLALIAS
Para llevar a cabo un exitoso tratamiento, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Realizar un enfoque pluridimensional basado en los trastornos del lenguaje, ya que este tipo de trastorno no se presenta como una dificultad aislada , sino que forma parte de un conjunto de síntomas, con diversas causas, como consecuencia de las cuales aparecen las dificultades de expresión.
  • Es necesario realizar un tratamiento precoz, ya que esto favorece a un pronóstico positivo.
  • Las condiciones que debe tener la reeducación son:
    • Relación personal entre el reeducador y el niño.
    • Carácter progresivo de la reeducación.
    • Uso de técnicas fundamentales en principios pedagógicos.
    • Implicación de la familia.
    • Cuidar el medio donde se va a realizar la reeducación.

Más adelante, se realiza un tratamiento indirecta dirigido a las funciones que inciden en la expresión oral del lenguaje y un tratamiento directo de la articulación y de su integración en el lenguaje espontáneo.
Desde el Centro de Voz y Lenguaje Tania Centeno podemos ayudar a tu hijo/a a solucionar estas dificultades. Cualquier consulta que quiera hacernos no dude en ponerse en contacto con nosotros, llamando al teléfono que figura en nuestra página web o a través del correo electrónico.
centrodelavoz.com


Papiloma-laríngeo.jpg
25/Abr/2019

PAPILOMA LARÍNGEO
El papiloma laríngeo o papilomatosis laríngea es una patología vocal que afecta tanto a niños como a adultos que han sido expuestos al virus del pailoma humano (VPH). En el niño, su manifestación clínica es papilomatosis larígnea difusa (juvenil) y en el adulto es papiloma, cuya malignización es más frecuente.
La papilomatosis se considera una neoplasia benigna, caracterizada por lesiones excrecentes y friables, pediculadas o sésiles, de coloración grisáceo- blanquecino o rosadas. Su afectación es frecuentemente bilateral.
El síntoma más frecuente de esta patología es la disfonía. Además, también produce ronquera, debido a que los appilomas interfieren en la vibración de las cuerdas vocales. Su tratamiento es sintomático no curativo, debido a que es recidivante e impredecible. En primer lugar, se lleva a cabo una microcirugía con tendencia a la rcidiva, y con su posterior reposo vocal. Seguidamente, hay que prestar mucha atención a posibles dolores o molestias vocales que puedan significar la reproducción de la papilomatosis.
Los síntomas de esta patología tienden a ser más graves en los niños que en los adultos. Como los papilomas crecen rápidamente, los niños pequeños pueden tener dificultad para respirar al dormir o para tragar. Algunos niños sienten alivio o tienen remisión de la enfermedad cuando llegan a la pubertad. Tanto los niños como los adultos pueden tener ronquera, tos crónica o problemas respiratorios. Debido a la similitud de los síntomas, la papilomatosis a veces se diagnostica erróneamente como asma o bronquitis crónica.
Desde el Centro de Voz y Lenguaje Tania Centeno, llevamos a cabo la rehabilitación empezando por una buena educación de higiene vocal, así como de una buena reeducación vocal. En primer lugar, nos centramos en eliminar el comportamiento de sobreesfuerzo, aplicando la respiración costo- diafragmática y mejorar el timbre de la voz. En algunos casos, el comportamiento de sobreesfuerzo es tan excesivo que suena una “voz de bandas”.

BIBLIOGRAFÍA

 

 


WhatsApp-Image-2020-07-01-at-14.59.35.jpeg
16/Abr/2019

“DÍA MUNDIAL DE LA VOZ”
La voz constituye la principal herramienta para desarrollar las relaciones personales y sociales, por lo que resulta absolutamente imprescindible cuidarla y prestar atención ante cualquier alteración. Por ello, cuando detectamos cualquiera de los siguientes signos, debemos alertarnos y acudir cuanto antes a un especialista para realizar un diagnóstico precoz y comenzar con el tratamiento. Los principales signos de alerta son carraspeo, ronquera, tos persistente o fuerza en el cuello para sacar voz.
En la mayoría de los casos, los problemas con la voz se deben a un sobreesfuerzo realizado para hablar que se desencadena en una disfonía por hiperfunción laríngea, como ocurre sobre todo en los docentes. Por otro lado, también puede darse en especialistas de la voz como cantantes o actores o cualquier otro profesional.
Cualquier profesional de la voz, cuya herramienta de trabajo sea esta, debe estar alerta si presentan disfonía de más de 7 días, ya que en estos casos necesitarán ser revisados por un profesional especializado.
A continuación mostramos algunos factores de riesgo vocal que pueden desencadenar una problema con la voz.

FACTORES DE RIESGO VOCAL EN PROFESIONALES DE LA VOZ.
Existen múltiples factores que desencadenan un trastorno de voz, como son:

  1. FACTORES LABORALES.
    • Ambientales.
      • Grado de humedad.
      • Exceso de frío o calor.
      • Corrientes de aire, aire acondicionado, poca ventilación, etc.
      • Exposición a irritantes u otros contaminantes ambientales como ambientadores, insecticidas, tiza, tierra, etc.
      • Ruido ambiental.
      • Calidad acústica del local.
    • Organizativos.
      • Sobrecarga de trabajo. En el caso de docentes se refiere al exceso de alumnos en las aulas, por lo que la repetición de las consignas se incrementa;en el caso de actores o cantantes, se debe a la sobrecarga de programaciones intensivas de espectáculos y en el caso de otros profesionales puede deberse a las jornadas prolongadas de trabajo.
      • Posibilidad de hacer pausas.
      • Falta de formación en el uso de la voz y en la prevención de trastornos de la voz.
  2. FACTORES PERSONALES.
    • De constitución física y de salud.
      • Edad, sexo, constitución física y disfonías en la infancia así como disfunciones vocales los primeros años de utilización profesional de la voz, faringitis, rinitis o episodios alérgicos. También anomalías musculo- esqueléticas, problemas digestivos y endocrinos.
      • Disfonías más frecuentes en mujeres.
    • Hábitos tóxicos.
    • Alimentación.
    • Medicamentos.
    • Estrés.
    • Otros como aerosoles bucales, caramelos y sustancias derivadas del mentol y el eucalipto. Estas causan un efecto rebote de irritación y sequedad que aumenta la secreción de moco de consistencia alterada y condiciona el carraspeo.

Desde el Centro de Voz y Lenguaje Tania Centeno, recomendamos que ante cualquier signo de alarma no dude en consultarnos a través del teléfono indicado en nuestra web o ante nuestro correo electrónico.
centrodelavoz.com

BIBLIOGRAFÍA. 


Día-Mundial-Autismo.jpeg
02/Abr/2019

El día mundial de concienciación sobre el autismo se genera para concienciar a la sociedad sobre este tipo de trastorno y promover la inclusión social de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA). La tasa del autismo en todas las regiones del mundo es alta y tiene un gran impacto en la vida de los niños, sus familias, las comunidades y la sociedad. A pesar de que hace más de 100 años que se empezó a usar la palabra autismo, más de medio siglo después de su clasificación médica y de que la divulgación sobre este trastorno sea cada vez mayor, es aún un gran desconocido.
El Trastorno de Espectro Autista (TEA) abarca una serie de espectro de trastornos que se caracterizan por deficiencias persistentes en la comunicación social y en la interacción social en diversos contextos, unidas a patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades, Estos síntomas han de estar presentes en las primeras fases de periodo de desarrollo de la persona, aunque pueden no manifestarse totalmente hasta que las demandas sociales superan sus limitaciones. También pueden permanecer enmascarados por estrategias aprendidas. 
Los criterios diagnósticos según DSM- V son los siguientes:

  • 299.00 (F84.0). Trastorno del espectro del autismo (28)
    • Especificar si: Asociado a una afección médica o genética, o a un factor ambiental conocidos; Asociado a otro trastorno del desarrollo neurológico, mental o del comportamiento.
    • Especificar la gravedad actual de los Criterios A y de los Criterios B: Necesita ayuda muy notable, Necesita ayuda notable, Necesita ayuda
    • Especificar si: Con o sin déficit intelectual acompañante, Con o sin deterioro del lenguaje acompañante, Con catatonía (emplear el código adicional 293.89 [F06.1]

Intervención logopédica en TEA.

  • Adquisición de requisitos básicos para el lenguaje.

Debido a las dificultades y déficits en numerosas áreas de funcionamiento que suelen mostrar los niños con autismo, es habitual que en muchos casos haya una falta de habilidades y comportamientos básicos para el aprendizaje y la comunicación, y estén presentes muchos comportamientos que dificultan la interacción con el niño, como rabietas, movimientos repetitivos, conductas autoestimuladas, etcétera.
Por ello, todos los tratamientos logopédicos deberían comenzar estableciendo una serie de bases previas para asegurar que el niño podrá aprovechar la intervención que se va a llevar a cabo y que ésta podrá ser efectiva. Entre estas bases destacan:

  1. Existencia de conductas prerrequisitas para el aprendizaje.
    • Habilidades comunicativas básicas.
    • Atención.
    • Imitación verbal.
    • Seguimiento de instrucciones verbales.
  2. Control de conductas disruptivas
    Se definen como disruptivas todas aquellas conductas del niño que resultan socialmente inadecuadas y son incompatibles con las situaciones de aprendizaje. Por ejemplo levantarse de la mesa, romper el papel, pegar a otras personas, autolesionarse, tirar los materiales al suelo, etcétera. Lógicamente, para que el niño con autismo pueda beneficiarse de las actividades de lenguaje es necesario que su nivel de comportamiento disruptivo sea bajo. Y para ello, son necesarias dos actuaciones complementarias:

    • Reducir la frecuencia de las conductas inadecuadas (disruptivas).
    • Aumentar la frecuencia de las conductas adecuadas (no disruptivas).

Es decir, que no sólo es necesario indicar al niño lo que no tiene que hacer, sino también reforzarle cuando se comporte de manera adecuada (para así indicarle claramente lo que se espera de él).

  • Enseñanza de Sistemas alternativos y aumentativos de comunicación.

La lógica que sustenta la utilización de estos sistemas es que, ya que el niño tiene dificultades para comunicarse de manera “normal” con los demás, podría beneficiarse de sistemas que se encargan de complementar la producción del lenguaje.
Hay que desaconsejar la utilización generalizada de sistemas alternativos de comunicación en casos de autismo. No obstante, eso no significa que no haya algún caso muy específico en el que el niño pueda beneficiarse de ellos, pero debe evitarse utilizar estos sistemas como una intervención para todos los casos. 

  • Nivel fonológico del lenguaje

Algunas de las alteraciones más frecuentes, a nivel fonológico, que afectan a la producción del lenguaje, y que deben ser tratadas, son las siguientes:

  1. Alteraciones articulatorias.
  2. Alteraciones prosódicas.
  3. Dificultades en el habla y la voz.
  4. Trabajo sobre las ecolalia
  • Nivel léxico-semántico del lenguaje

Los niños con autismo suelen tener un vocabulario muy pobre (tanto a nivel expresivo como comprensivo) y también presentan limitaciones a nivel semántico, de ahí que sea común que el logopeda intervenga sobre estos aspectos centrándose en dos objetivos:

  1. Aumentar el vocabulario
  2. Mejorar las relaciones léxicas entre palabras del vocabulario
  • Nivel morfosintáctico del lenguaje

Es común que el nivel sintáctico se encuentre alterado y que el nivel gramatical sea bastante pobre, pudiendo incluso llegar a un habla tipo telegráfico. Algunos ejercicios para su mejora se centrarían en:

  1. Empleo de elementos sintácticos y gramaticales
  2. Estructura de las oraciones
  3. Comprensión de oraciones
  • Nivel pragmático del lenguaje

Muchas veces existen problemas con los aspectos pragmáticos del lenguaje, que resultan más complicados, de manera que a las personas con autismo les cuesta entender las intenciones de los demás hablantes y expresar con propiedad. Por ejemplo se podrían emplear actividades que desarrollen lo siguiente:

  1. Comunicación general
  2. Desarrollo de la intencionalidad
  3. Desarrollo del discurso
  4. Gestualidad
  5. Comunicación no-verbal


WhatsApp-Image-2020-07-01-at-15.22.27-1200x1200.jpeg
11/Mar/2019

La disfemia o tartamudez es un trastorno de la comunicación (y no del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla acompañadas de tensión muscular en cara y cuello, especialmente alrededor de la boca. . No se conocen bien los mecanismos que están alterados en este tipo de patologías, pero en el 20% de los casos se ha encontrado relación con una alteración genética.
En España existen más de 467.000 personas que tartamudean, según datos ofrecidos por la Fundación Española de la Tartamudez, lo que supone el 2% en adultos y el 5% en niños en el conjunto de la población.
Dentro de la tartamudez podemos encontrarnos con dos tipos de disfluencias:

  • Tartamudez o disfluencia normal en el habla. Ocurre normalmente entre el año y medio y los cinco años de edad y suele ser transitoria y recurrente incluso puede desaparecer durante semanas. En este caso, los niños repiten las sílabas o las palabras una o dos veces.
  • Las disfluencias atípicas. Son las más frecuentes y la mayor parte del tiempo están presentes en el individuo. En este caso, el tono de la voz aumenta con las repeticiones y en ocasiones, se asocian a un bloqueo, tanto aéreo como de la voz, durante varios segundos. Los niños repiten más de tres veces la misma sílaba o la misma palabra.

La diferencia entre una y otra no siempre es sencilla, por lo que requiere ayuda por parte del profesional especializado.
Es importante, sobre todo en el caso de los niños pequeños entre 2 y 6 años, no esperar a que la disfluencia desaparezca sin que el niño reciba intervención y prevención de la misma por parte del logopeda, ya que si no esta disfluencia se agravará incluso en la edad adulta.
Una vez que se ha confirmado la tartamudez del niño, se debe iniciar la intervención individualizada logopédica, cuyo objetivo principal es el mismo tanto para niños como para adultos.
Asimismo, destacamos la importancia del papel que el entorno familiar tiene para ayudar al niño que tartamudea a que se desarrolle sin estrés, proporcionándole un ambiente tranquilo que permita al niño hablar. Es necesario, en su opinión, escuchar atentamente lo que dice el niño, esperando que termine completamente las frases, evitando interrupciones constantes; hablar con él de manera relajada, sin intentar completar las palabras que al niño le cuesta pronunciar.
Una buena gestión de la tartamudez con la ayuda de un logopeda puede conseguir, que el impacto de dichas disfluencias sea el menor posible en el flujo del habla y que el impacto en su comunicación, autoestima y en su vida diaria se reduzca, de manera que sea tratada con normalidad y aceptación.


11/Feb/2019

Saludos;
La disforía de género o transexualidad se manifiesta en una persona cuando siente el deseo de vivir y ser aceptado como miembro del sexo opuesto. Esto se acompaña de sentimientos de maltestar y desacuerdo con el sexo anatómico propio y con la necesidad de someterse a tratamiento quirúrgico u hormonal para que su propio cuerpo concuerde lo más posible con el sexo preferido. En este artículo nos vamos a centrar en los casos donde se da el paso de hombre a mujer.
Antes de llevar a cabo el tratamiento logopédico es necesario comprender que las diferencias acústicas entre la voz del hombre y de la mujer se deben mayoritariamente a las diferencias estructurales laríngeas y están relacionadas con la aerodinámica vocal.
La percepción de una voz como femenina se consigue principalmente combinando el aumento de la F0 con la modificación de la resonancia. Las mujeres, además de tener un tracto vocal más corto, presentan una articulación más abierta, con mayor apertura labial, y adelantada en la cavidad oral, con la lengua más baja y colocada hacia adelante. Estas características anatómicas se relacionan con el estudio acústico de los formantes, que se observan con frecuencias más altas en las mujeres.
Otro aspecto a tener en cuenta en este tipo de intervención es trabajar la modulación de la voz, ya que las mujeres utilizan una entonación má variable que los hombresmostrando unr ango más amplio de semitonos al hablar y al hacer preguntas y una entonación ascendente.   Además, la prosodia es más aguda con respecto a la voz masculina y presenta mayor articulación. LA velocidad del discurso es más rápido y el lenguaje es interactivo y más expresivo, acompañado de manierismos o gesticulación propios del lenguaje no verbal femenino.
Por tanto, el tratamiento logopédico se centra en adaptar el comportamiento vocal a las necesidades de cada mujer, teniendo en cuenta su constitución y carácter. La intervención debe ser completamente individualizada.  Los objetivos logopédicos  que nos planteamos principalmente son:

  • Aumentar la F0 (frecuencia fundamental) consiguiendo un valor mínimo por encima de 150-160Hz.
  • Feminizar los patrones espontáneos del lenguaje, como la risa o la tos.
  • Incidir en la resonancia, actuando sobre las frecuencias secundarias o formantes, para que sean más elevadas.
  • Adquirir cierto grado de aire en el timbre vocal.
  • Aumentar la entonación y trabajar la modulación de la voz.
  • Trabajar un lenguaje verbal y no verbal más femenino.

Respecto al aumento de la frecuencia fundamental, con el tratamiento logopédico se puede lograr un aumento de hasta 40 Hz. Sin embargo, este ascenso de la F0 (voz más femenina), con el paso del tiempo, puede descender o puede aparecer la voz original en situaciones cotidianas tales como el bostezo, la tos o la risa. Por ello, es por lo que se debe incluir el trabajo de feminización de los patrones espontáneos del lenguaje. Por otro lado, también hay que tener en cuenta que puede ser útil que los paciente enmascaren su voz masculina, modificando el timbre y los ataques glóticos. Esto ocurre en algunos pacientes que al intentar copiar el tono de voz femenino dan como resultado una voz en falsete.
Por tanto, el objetivo final del tratamiento es que el paciente consiga emitir una voz natural, armoniosa y melodiosa.


16/Ene/2019

Saludos;

La disfonía espasmódica (DE) o distonía laríngea es una alteración neurológica de la voz que se manifiesta con “espasmos” involuntarios de las cuerdas vocales, los cuales resultan en interrupciones del habla y afectan a los músculos laríngeos condicionando un trastorno fonatorio crónico. Aparece en la edad adulta y puede manifestarse de forma aislada o en combinación con otros trastornos distónicos cráneo- cervicales.
Dentro de esta disfonía podemos encontrar dos tipos: la disfonía espasmódica aductora y la disfonía espasmódica abductora. La aductora provoca un excesivo cierre intermitente de las cuerdas vocales durante la emisión de vocales durante el habla y la abductora provoca una apertura prolongada de las cuerdas vocales durante la emisión de consonantes mudas.
En algunos pacientes puede suceder que ambos tipos de disfonías espasmódicas estén presenten conjuntamente, o que los síntomas de la DE aparezcan acompañados por un temblor en la voz, o bien que aparezca un temblor primario que llega a ser tan severo que el paciente puede tener la sensación de pausas aductoras en el habla durante dicho temblor.
Tanto su etiología como su incidencia son desconocidas y es una patología que con mayor frecuencia es mal diagnosticada en el campo de las alteraciones del habla y del lenguaje. Suele afectar con mayor frecuencia a personas en las que la voz es imprescindible para su actividad laboral.
En cuanto a los síntomas que padecen los pacientes podemos encontrarnos que en la DE de aducción los pacientes presentan un lenguaje entrecortado con brusca iniciación y cese de la voz y pausas durante el habla, así como voz ronca y forzada. En ocasiones, el lenguaje es ininteligible y algunos pacientes presentan un componente tembloroso sobreañadido.
Por otro lado, en la DE de abducción, los pacientes sufren una afonía intermitente, con habla susurrante como cuchicheando o en tono bajo, más manifiesto al empezar a hablar. Las muecas faciales durante el habla son frecuentes y debidas al esfuerzo de hablar.
Respecto al diagnóstico de dicha patología, no existe una prueba definitiva para el diagnóstico de la DE, por tanto, el diagnóstico se basa en la presencia de signos y síntomas clínicos característicos y en la ausencia de otros padecimientos que pudieran parecerse a la DE. Algunos profesionales recomiendan que, además de tener presentes los síntomas y la evolución de la patología, se debe realizar un abordaje multidisciplinar con una exploración otorrinolaringológica (para evaluar alteraciones en las cuerdas vocales y descartar otras entidades), una valoración foniátrica (para detectar alteraciones en el habla y en la voz, así como la incidencia sobre la capacidad funcional) y una exploración neurológica completa (valorar si existe alteración neurológica en otras áreas).

El tratamiento debe ser combinado entre otorrinolaringólogo y logopeda. El otorrino inyecta toxina botulínica para debilitar la acción de los músculos de la laringe. El trabajo a nivel logopédico consistirá en reforzar el apoyo diafragmático para tener un equilibrio muscular óptimo, favoreciendo que no haya tensión excesiva en la musculatura laríngea, y en ejercicios de terapia miofuncional para evitar falsas rutas y atragantamientos.
Es importante saber que no hay una cura conocida de esta disfonía por lo que el tratamiento debe contar con un seguimiento en el tiempo para observar si aumentan estos síntomas.


logo dark

Un gran equipo de profesionales a tu servicio. Logopedas, psicólogos, pedagogos, profesores de canto y especialistas en voz.

Dónde encontrarnos

  • G.V. Fernando el Católico 16, pta. 2. 46008 Valencia.
  • C/ Bélgica 2, pta. 2. 46021 Valencia.
  • Paseo de las Germanías 43, esc. 3, pta. 8. 46702 Gandia

centrodelavoz@centrodelavoz.com - Teléfono 655658373

× ¿Cómo puedo ayudarte?